Varietales

A fines de la década del 70, los creadores de Cuesta del Madero se interiorizaron en el concepto de Vinos Varietales, aquellos que se elaboran con una sola variedad de uva. Realizaron viajes de investigación a California, región vitivinícola que en esa época lideraba esta tendencia desarrollando novedosos estilos de vinos que atraían a los nuevos consumidores. Las primeras cosechas de la línea varietal se lanzaron al mercado en 1983, siendo uno de los pioneros en introducir esta tendencia en Argentina. A partir de ese momento los vinos Cuesta del Madero siempre estuvieron presentes en la mesa de los argentinos, acompañando la evolución del mercado vitivinícola y de la gastronomía local ya que al introducirse los vinos varietales nace el hábito del maridaje, la combinación de vinos varietales con diferentes comidas, tipos de preparación y momentos sociales. La línea varietal de Cuesta del Madero enaltece la tradición del vino clásico argentino.